miércoles, 23 de julio de 2008

¿Huevos = colesterol?





Hasta no hace mucho, los huevos y sus derivados eran ingredientes desaconsejados para aquellas personas que presentasen elevadas cifras de colesterol en sangre. Pero ha surgido una corriente médica que contradice esta medida.
La yema del huevo tiene una cantidad elevada de colesterol, esto no es ningún secreto. Pero dicha yema es tan rica en nutrientes, que hay médicos que incluso a los pacientes con un colesterol relativamente alto les aconsejan que no la desprecien. Es más, hay pacientes cuyo colesterol disminuye incluso consumiendo huevos tres días a la semana, a pesar de que la citada yema contiene unos 250 miligramos de colesterol, una cantidad realmente elevada.

LA FOSFATIDILCOLONA

La explicación de esta circunstancia reside en una sustancia que se halla dentro de la propia yema del huevo: la fosfatidilcolona. Esta sustancia actúa como freno en la absorción intestinal del colesterol, de modo que sólo una pequeña porción del contenido procedente del huevo es capaz de pasar del intestino a la sangre.
¡CONSUME HUEVOS!
Puedes, y debes, tomar este alimento hasta tres veces por semana, ya que los huevos son una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales, están realmente sabrosos y pueden presentarse cocinados de muy distintas maneras.Además, no se trata de un alimento excesivamente calórico. Veamos, por ración, las kilocalorías que puede tener un huevo, en función de que lo cocinemos de un modo u otro.

Huevo crudo: 76 Kcal.

Huevo frito: 108 Kcal.

Clara de huevo cocida: 13 Kcal.

Clara de huevo frita: 22 Kcal.

Yema de huevo frita: 85 Kcal.

Tortilla francesa de 1 huevo: 104 Kcal.

fuente: revista Runner`s world